Cómo hacer una boda sencilla - La Reina Oca

Cómo hacer una boda sencilla - La Reina Oca
image-2016-03-03 (6)

¡Si has decidido casarte, enhorabuena! Ahora vienen unos meses agitados, cargados de ilusión y con muchas cosas por hacer (el vestido, la peluquería y el maquillaje, el sitio para celebrarlo, el menú de la boda, los detalles, la decoración, la música, las invitaciones… ¡Y mucho más!). Si tienes claro tu estilo y solo necesitas una pequeña guía para llevarlo a cabo, La Reina Oca te explica cómo hacer una boda sencilla.

Puede que ahora te sientas como una coctelera en la que se mezcla la ilusión por la decisión que has tomado y el agobio que puedes sentir, al tener que hacer tantas cosas que desconoces y que no has llevado a cabo nunca. Casarse requiere tiempo, dedicación y, sobre todo, buen gusto. Por ello, si puedes confiar el día más especial a un profesional o wedding planner que haga que tu boda sea perfecta, ¡no lo dudes!

Si quieres ser tú quien lleve las riendas de tu boda, desde La Reina Oca te brindamos 10 consejos para que sepas cómo hacer una boda sencilla, basados en nuestros 10 años de experiencia como wedding planner.

1. La Fecha de boda y la hora

Es importante intentar elegir una fecha para celebrar vuestra boda que posibilite la asistencia a los invitados. La ceremonia parece algo muy personal que atañe solo a los novios, pero suele ser un condicionante de asistencia.

Os recomendamos comprobar que no coincide con la Semana Santa o en fechas de vacaciones veraniegas (a partir del 1 de agosto y hasta la tercera semana suele ser periodo vacacional en España). Es muy buena idea elegir un puente o un fin de semana largo, y si puedes elegir entre casarte a sábado a viernes, mejor que mejor. Si no puedes, elige un viernes pero intenta que la ceremonia no sea pronto, por ejemplo a las 17.00pm, para que los invitados tengan tiempo de descansar un poco si acaban de salir de trabajar. Y si te casas en verano, ten en cuenta las horas de calor.

2. Invitaciones

Elige un formato claro, bonito y que, ante todo, sea práctico. Hay muchas invitaciones que son preciosas pero que o no se pueden enviar por correo, por lo que tenéis que dárselas a todos los invitados en mano (lo cual lleva su tiempo), o la invitación tiene tanta información que no está muy clara. Especificar la fecha máxima de confirmación de asistencia es fundamental para no volveros locos y poder tener unos números bastante acertados de previsión de invitados totales, un cálculo fundamental para el espacio y el catering.

Los novios siempre nos preguntan qué porcentaje de invitados suelen fallar y la respuesta nunca es definitiva, ya que depende de si has invitado a muchos compromisos. Si sigues algunos de los consejos e ideas que te estamos dando aquí, el porcentaje será mínimo.

Recomendación: entregar las invitaciones 3 meses antes de la fecha de la boda, eso no quita que se lo hayáis avanzado antes por teléfono o en una reunión o salida con amigos y familiares. Si las entregáis con mucho tiempo, con total facilidad pueden caer en el olvido o perderse.

3. La ceremonia

Ya sea religiosa o civil, por favor, intentad que sea a una hora adecuada y no exceda más de 45 minutos. Hay ceremonias religiosas que han llegado a durar 1 hora y media, ¡y eso es muchísimo! Los invitados se aburren y se casan. Una ceremonia es suficientemente amplia y bonita entre 30 y 45 minutos.

Los bancos cercanos al altar se reservan para los familiares, amigos más íntimos y testigos. Y siempre recomendamos poder personalizarla con flores y música en directo, con el estilo que más te guste. Más ceremoniosa si es religiosa, y si es civil puede ir desde música instrumental de BSO hasta un quinteto de cuerda o música Gospel.

Untitled design (2)

4. Cuál es la mejor opción para celebrar tu boda, ¿finca u hotel?

¡Difícil cuestión! Si es una finca siempre debes tener en cuenta que debe haber un plan B (es decir, plan adicional por si llueve) y que hay que buscar varios estilos que os gusten y que encajen con los novios. El lugar no debe estar lejos del centro de la ciudad, unos 35 -40 kilómetros sería el máximo recomendado, además de tener un acceso fácil y un aparcamiento amplio para posibles autobuses o vehículos privados.

Hoy en día tanto, las fincas como los hoteles ofrecen posibilidad para personalizar el salón y hacer que tu boda sea especial y única. Lo ideal es tener criterio personal y elegir un buen catering.

5. La elección del catering

Acierto o error. Es algo que debe ser excelente y que se da por hecho, pero elegir un buen catering no es nada trivial. La comida debe ser abundante y de buena calidad, el personal de hostelería tiene que ser profesional y atento, los timings deben seguirse al dedillo… Los caterings cada vez innovan más en la presentación y diseños del menú de bodas. Piensa detenidamente qué tipo de cocina te gusta, si quieres que sea un menú sentado y su duración, y a partir de ahí debes estudiar los detalles del servicio que quieres y, en función de eso, valorar la manera de trabajar de los mejores caterings de tu ciudad para así elegir el que mejor se adapte a tu estilo y necesidades.

6. Cuidar al máximo los detalles

Una boda se convierte en perfecta cuando todos los detalles suman y se complementan. Para nosotros, el colofón está en cuidar todos los detalles para que la boda sea elegante, diferente y original. Todos queremos tener la boda perfecta y más bonita, y para conseguirlo, los detalles son importantísimos.

El recuerdo perfecto de boda es un regalo funcional. Si no es así, mejor no darlo. Mima a tus invitados, hazles sentir especiales y prepara sorpresas en los diferentes momentos de la boda. Puedes elegir una buena música en directo en el coctail que anime, un mobiliario bonito para que estén a gusto y disfrutando, un cigar bar para los fumadores o una limonada refrescante o con smoothies si tu boda es verano. Las flores y velas son ideales para crear un ambiente mágico.

7. La fotografía para tu boda

Aunque no lo creas, éste será tu recuerdo de la boda. Ese día estarás en una nube de nervios, emociones y momentos preciosos, y la fotografía será lo que haga que puedas percibirla desde fuera cómo realmente fue, con la decoración, las caras de emoción de tu familia y tus amigos, un momento divertido, una anécdota, tu vestido…. Estudia el estilo que quieres y busca los fotógrafos que mejor se adaptan a ti. Una buena fotografía hará que tu boda esté viva para siempre.

8. La decoración

Esto es lo que más nos gusta y lo que hace que tu boda esté personalizada. Los novios suelen dejar este aspecto para el final de la boda o centrarlo en el catering, otorgando menos importancia de la que tiene. Aun así, debes saber que la decoración es la tarjeta de visita a la ceremonia, la primera impresión que se llevarán los invitados. Un mantel feo o mal colocado, unas flores un poco pobres o de un estilo que no pegan con el sitio elegido pueden causar una mala percepción. Intenta cambiar el estilo y personalizarlo, muchas veces con unos toques bien elegidos y priorizando puedes hacer que sea muy especial.

Untitled design (3)

9. El gran momento… La fiesta

La pista de baile debe ser cómoda y estar ubicada en un espacio que invite a bailar. Si es muy grande para el número de invitados que sois, costará muchísimo que salgan a bailar, mientras que si es muy pequeña, será incómoda. Igualmente debéis tener en cuenta si es verano o invierno, ya que puede refrescar cuando caiga la noche y eso provocará que los invitados se marchen antes o que se limiten a estar sentados. Tened en cuenta la música y el volumen del sonido. Este es un aspecto que se cuida mucho en los hoteles, además de poner una barra libre con luz, frutas y que invite a beber y pasárselo bien. La combinación ideal llega de la mano de un photocall vintage, original o del estilo que quieras. Un espacio un poco más atrevido para los mejores momentos de la boda.

10. La novia: su vestido, ramo y preparativos

Hemos dejado para el último paso lo más difícil: tú vestido de novia. Sé fiel a ti misma, no te disfraces, pues es un día en el que necesitas ir cómoda y sentirte tú misma. Elige un diseñador y modelo que se adapte a ti. Tu vestido lo decidirás a la primera, ya que si tienes dudas todo indica que no es el correcto. Después deberás elegir el maquillaje, el peinado y los complementos. Y, por último, el ramo de novia. Este va en función a todo lo anterior.

Siguiendo estos consejos, tu boda será todo un éxito. Para que esté organizada por los mejores profesionales, no dudes en ponerte en contacto con La Reina Oca.

0 Comentarios

Añade un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Pregunta anti-spam: *